domingo, 1 de junio de 2014

Yo era de Prosa.

Yo era de Prosa
hasta que la vi insinuándose
junto a aquellas estanterías;
piel pálida y alma negra.

Yo era de Prosa
hasta que me enamoré de aquellas
de cuya rebeldía hablaban tantos
con desaforado deseo.

Yo era de Prosa
hasta que la conocí a ella
y también quiso ser mía.

Yo era de Prosa
hasta que conocí a Poesía
y me cambió la vida.

No hay comentarios: